Tag Archives: Dietas

Cómo adelgazar las piernas

Sería todo más sencillo para nosotras si al subir de peso solo se notara en un área específica muy fácil de trabajar… Pero no es así! A la mayoría de las mujeres los kilos de más se nos reflejan por todas partes, y peor aún, a algunas se nos crece terriblemente el abdomen y continúa delgado el resto del cuerpo, o se nos hacen muy gordas las extremidades sin que aumenten proporcionalmente otras áreas. En otras palabras… La despiadada gordura nos hace poco proporcionales!

Nos gusta sentirnos bien y no es solo cuestión de apariencia. Tener nuestro cuerpo en armonía es como un gran motor interior que nos motiva mucho más cada día. Yo por ejemplo era de tendencia a caderas amplias y piernas muy gruesas, y siempre indagaba cómo adelgazar las piernas; haciendo cardio tal vez? Las máquinas en el gym sólo me las tonificaban y sentía cada vez mayor volúmen, y claramente no era eso lo que quería. Y en la búsqueda de una solución empecé a descubrir que no siempre la respuesta está en el exterior y que nuestras hormonas pueden colocarse de nuestra parte para mostrarnos cómo adelgazar en una semana.. por ejemplo.

Para las mujeres que aún no han escuchado hablar de la leptina, les contaré que es la hormona encargada de quemar la grasa que se acumula en nuestro cuerpo, y por supuesto esto no lo aprendí por arte de magia ni es un invento. La leptina ha empezado a ser estudiada con gran dedicación porque es la causante de nuestro estancamiento cuando intentamos adelgazar, pero puede llegar a ser nuestra mejor aliada para aprender cómo adelgazar las piernas con mayor facilidad.

Con todo nuestro esfuerzo colocado en la sensibilización de la leptina a través del sistema venus lograremos bajar los kilos que nos sobran y podemos enfocarnos puntualmente en cómo adelgazar los brazos o como adelgazar las piernas, para aquellas mujeres, que como yo, necesitan mayor dedicación en áreas mucho más exigentes.

Cómo adelgazar en una semana

No existen hasta el momento trucos de magia que nos ayuden a bajar varios kilos en una semana. Algunas mujeres dejan de comer suficiente una semana para poder entrar en un vestido de fiesta, pero eso no es para nada saludable y siguen con la duda de cómo adelgazar en una semana.

¿Qué pensarías si te dijeran que dentro del cuerpo de las mujeres existe la solución efectiva para perder los kilos de más? Creo que imaginarías que solo se trata de uno de los miles de tratamientos que anuncian en las redes sociales y que terminan en nada. Pero no se trata de eso, ni de malteadas, ni de pastillas y mucho menos de cirugías. Se trata de un cambio significativo en tu estilo de vida a favor de la hormona que nos estanca el adelgazamiento: la leptina.

La leptina es muy poco mencionada pero muy efectiva en las mujeres cuando aprendemos a conocer su funcionamiento y le sacamos el máximo provecho. Para obtener cualquier resultado positivo en la vida será necesario entregar un esfuerzo, y en este caso es solo un esfuerzo inicial para apropiarnos de hábitos mucho más saludables y rutinas de ejercicios que sí están diseñadas pensando en el organismo de la mujer. Con este nuevo estilo de vida notarás que no es necesario desapegarnos de los alimentos que tanto nos gustan ni pasar horas eternas haciendo ejercicio cada día. Una vez aprendes a sensibilizar la leptina, ella sigue trabajando a buen ritmo y sin mucha ayuda.

La web está empapada de foros y blogs con cientos de preguntas de mujeres que se resumen a ¿Cómo adelgazar los brazos? ¿Cómo adelgazar las piernas? ¿Cómo adelgazar en una semana? entre otras más; y por fortuna el sistema venus ha encontrado la respuesta para cada una.

¿Cómo puedo adelgazar? Una de las permanentes incógnitas femeninas

Más de una mujer se ha ido a dormir el domingo con la promesa de empezar al día siguiente su estricta dieta, decimos:- ¡Ya no más! Comeré hoy esta hamburguesa porque es domingo y no es ideal empezar mi dieta el último día de la semana, mejor comienzo el lunes!- Luego el lunes es probable que la iniciemos y sigamos juiciosas hasta 3 días, incluso una semana… y después? Desechada totalmente! Es que a nadie le gusta privarse de la comida deliciosa o las terribles restricciones que se encuentran en la mayoría de las dietas y tampoco sirve todo lo que encontramos en la web colocando “cómo adelgazar en una semana”. Entonces cuando sentimos que acabamos de tirar nuestra nueva dieta a la basura y hemos perdido otra batalla decimos: -Así me querrán y el físico no es lo que importa- o cualquier otra de esas frases que suelen disfrazar un fracaso.

Claramente la apariencia física no es lo más importante, pero todos nos sentimos mejor en nuestro peso ideal, la autoestima se eleva, los riesgos de la salud disminuyen, la seguridad se mantiene firme y nos sentimos radiantes, o no? Prometí no volver a adelgazar sólo por épocas y mucho menos por agradar a otras personas, lo hice por mi. Y en ese proceso descubrí que siempre estuve por el camino equivocado, ya que me seguía preguntando ¿cómo puedo adelgazar?.

Lo típicas dietas y extensas jornadas de ejercicio no es lo de nosotras! Están diseñadas para hombres

Pastillas adelgazantes, bebidas costosas, máquinas fuera de mi presupuesto y más de dos nutricionistas visité buscando averiguar cómo adelgazar los brazos, bueno… inicialmente, porque los kilos de más se reflejan en todo el cuerpo. Desafortunadamente se acumula la grasa en nuestra cola, a los costados de la cadera… en todos lados! El caso es que con ayuda de un profesional que ha recorrido más que yo, mucho más… descubrí que el problema de nosotras al intentar adelgazar está asociado a una situación hormonal.

La mayoría de las dietas y rutinas de ejercicio están elaboradas para la carga hormonal y el metabolismo de los hombres, por eso a la mayoría de las mujeres nos afectan las conocidas etapas de estancamiento cuando nos esforzamos para perder peso o quemar grasa localizada.

La leptina es la hormona que suele frenar nuestro proceso de adelgazamiento

Le pregunté entonces ¿Cómo puedo adelgazar? y escuché todo acerca de esa hormona. No tenía ni idea de la importancia que tiene la leptina en nuestro organismo. Esta hormona es la encargada de la quema de grasa y nosotras, las mujeres, tenemos el doble de leptina que los hombres!! Es decir, que podríamos quemar mucha más grasa que ellos, pero sucede usualmente lo contrario… A menos que aprendamos a incrementar nuestra sensibilidad a la leptina. Palabras más, palabras menos… Quemaremos la grasa de más y bajaremos de peso cuando nos hagamos amigas inseparables de la leptina y la aprovechemos adecuadamente.

Todo lo que necesitamos saber acerca de la leptina, las rutinas de ejercicio que nos ayudan a que funcione mejor el metabolismo y los alimentos deliciosos que podemos seguir consumiendo en momentos claves, así como aquellos que debemos evitar; y muchos trucos más, se encuentran reunidos en el “Sistema Venus”.

Si queremos descubrir como adelgazar las piernas, como adelgazar la cintura, o cualquier otra zona que nos atormenta más de la cuenta, debemos dejar de preguntar en las redes sociales o en otros buscadores con la esperanza de hallar un truco mágico que de la noche a la mañana nos adelgace. Los cambios están en nuestros hábitos, en el control y conocimiento de esa hormona que tenemos de sobra pero aún no sabemos dominar.

Deja de preguntarte “cómo puedo adelgazar”, PASO A PASO se logra

Lo que más resalto del Sistema Venus es que aprendemos con este a quemar grasa de por vida si así lo deseamos. No es un asunto de momento para que nos quede un vestido que hace mucho no usamos. Es la posibilidad de alcanzar nuestro peso ideal en 12 semanas y mantenernos en óptimas condiciones cuando hayamos acelerado PASO A PASO nuestro metabolismo.

Me deprime ver como los hombres asisten uno o dos meses al gimnasio y lucen genial! Es increíble porque tienen la mitad de leptina que nosotras! No sé que pienses muchas mujeres pero a mi me fastidiaron al extremos los típicos comerciales de suplementos, jugos, pastillas, máquinas reductoras, etc. ¿Les funcionaron a ustedes? A mi no! El aprovechamiento de la leptina es nuestra oportunidad.